ABUNDANCIA. El futuro es mejor de lo que piensas by Peter H. Diamandis & Steven Kotler

abundancia cover

Si a mediados de Agosto publicaba en mi blog el post La muerte de la innovación, el fin del crecimiento http://www.enricsegarra.com/robert-gordon-the-death-of-innovation-the-end-of-growth/ en el que Robert Gordon, uno de los más reputados macroeconomistas del mundo, afirmaba categóricamente que el nivel de innovación y progreso alcanzado durante el siglo XX, no iba a poder ser replicado a lo largo del siglo XXI y que, por tanto, ya podíamos irnos olvidando de que la economía y el estándar de vida, creciesen al ritmo en lo que lo habían hecho durante el siglo anterior, más bien al contrario, debíamos prepararnos para hacer frente a un deterioro generalizado de las condiciones de vida. En esta ocasión y como contraste, una bocanada de esperanza: Abundancia, el libro de Peter H. Diamandis y Steven Kotler (publicado en España por Antonio Bosch editor, S.A.)

Abundancia es un relato de buenas noticias sobre como mejorar los niveles de vida globales usando la mayor herramienta que tenemos los humanos para hacer frente a nuestros desafíos: la mente.

A pesar de los augurios pesimistas y algunos tremendamente catastrofistas sobre lo que nos depara el futuro con los que se nos bombardea a diario, los autores defienden que nos espera un siglo XXI brillante gracias a los avances que las tecnologías nos van a aportar (un mecanismo de liberación de recursos según la califican los autores).

Con una población actual de 7.000 millones de personas y una previsión que apunta a los 10.000 millones en el 2.050 (con ganas de vivir al estilo “europeo”), …parece claro que vamos a tener un problema grave de falta de recursos, que no se resuelve sólo con eficiencias y que sólo, a partir de cambios radicales, podremos sobreponernos a la amenaza de escasez. Avocados a un escenario como ese si nada cambia, los autores hablan (i) de la posibilidad de alcanzar el estadio de la abundancia sobre el año 2.035 y (ii) del crecimiento exponencial de la tecnología(s) que la va a sustentar.

Si unimos a toda una serie de nuevas tecnologías transformadoras (los sistemas computacionales, la biotecnología, la bioinformática, las redes y sensores, la inteligencia artificial, la robótica, la manufactura digital y la medicina, los nanomateriales y la nanotecnología), tres fuerzas adicionales, a saber: la revolución “hazlo tú mismo”, la aparición de los tecnofilántropos, y los 1.000 millones de debajo de todo, (aquellos que viven con menos de 2$ al día pero que a nivel agregado constituyen una base de economía potencial enorme; una fuerza de mercado emergente que poco a poco y gracias a la combinación de internet, las microfinanzas y la tecnología de la comunicación inalámbrica, se van incorporando a la economía global), tenemos la combinación perfecta para conseguir la pirámide de la abundancia por primera vez en la historia de la humanidad.

Un apasionante relato con multitud de ejemplos de lo que viene: algas que crean biopetróleos, combustibles solares, cultivo de alimentos en agricultura vertical en las ciudades, carne in vitro, coches autónomos que eliminarán los errores humanos al volante, enfermer@s mecánicos que cuidaran de nuestros ancianos, impresión de órganos en impresoras 3D a partir de células madre, tutores de inteligencia artificial que personalizarán nuestra educación, diagnósticos médicos inmediatos y precisos, etc, etc, etc.

Y se preguntarán, cómo se va a conseguir esto y la respuesta que nos dan los autores es ya conocida: a través del pensamiento colaborativo. El canal para ello va a ser la red (la red nos permite convertirnos en una metainteligencia colectiva gigante que aumenta en la medida en que más y más gente se incorpora) y el acicate para que ese potencial se movilice…¡el premio!

Ahí les dejo con la miel en los labios por si eso puede ser motivo suficiente para que se decidan a leerlo.