4 Pasos para la RESOLUCIÓN CREATIVA DE PROBLEMAS.

El pasado día 15 de Julio, tuvo lugar en la sede del Instituto de Investigación Sanitaria BioDonostia www.biodonostia.org del Hospital Donostia-Osakidetza la conferencia/taller Creatividad e Innovación, claves para la diferenciación y el éxito en un entorno complejo.

La jornada se inició por la mañana con el módulo “Re-Think!” en el que se enseño a los asistentes a desarrollar una forma de pensar mucho más creativa e imaginativa. A través de una serie de ejercicios experienciales se creó “awareness” de los 5 elementos a los que hay que prestar atención para no caer en las trampas del intelecto y de los sentidos, la (re)acción dirigida por las urgencias y las conductas inerciales, que no resuelven con garantías los nuevos retos que este tiempo de cambios nos plantea. Gracias a este entrenamiento inicial y tras presentar el marco conceptual sobre el que se sustenta el Design Thinking como método para la innovación, el grupo de participantes en el workshop que tuvo lugar por la tarde, pudo poner en práctica sobre casos reales que afronta el Hospital, la metodología 4 pasos para la resolución Creativa de Problemas.

Formados varios grupos multidisciplinares de 5 personas que recogían el sentir de todo los colectivos que trabajan en el Hospital, los desafíos a los cuáles se enfrentaron fueron los siguientes:

1. Mejorar la experiencia de los usuarios que nos llegan a urgencias.

2. Minimizar/eliminar el síndrome de burnout que sufren los distintos colectivos del hospital.

3. Cómo hacerle frente al Tsunami que nos llega derivado del envejecimiento de la población en un entorno económico restrictivo.

4. Cómo mejorar la percepción en los pacientes de larga estancia en el hospital.

Tras identificar todas las posibles causas subyacentes al problema o desafío e identificados los correspondientes “innovation intent”, cada uno de los grupos encaró de manera creativa su problema, poniéndose en la piel de aquellos para los que se iban más tarde a diseñar nuevas soluciones. Resuelta la tensión creativa a través de la técnica de pensamiento lateral “Y si…?!” que genera un sinfín de nuevas ideas, se procedió a evaluarlas para terminar seleccionando aquella(s) más prometedora que fue desarrollada (a través de un pequeño plan de viabilidad y actuación)  y presentada a modo de “sales pitch” al resto de los grupos. El resultado final dejó contentos a los participantes pues en el tiempo de 4 horas pasaron, literalmente, de una hoja en blanco con un desafío intrincado, a una solución perfectamente viable. Esa es la demostración más fehaciente de que  un equipo multidisciplinar, motivado y convenientemente enfocado puede con todo. La metodología se convierte así en la manera (el medio) para canalizar de forma rápida, eficaz y económica, el potencial y el conocimiento de la realidad que tienen los individuos en las organizaciones. El taller es la excusa para que las personas se organicen rompiendo las barreras interfuncionales, para servir a otras personas. En este caso que nos ocupa para servir mejor a los usuarios/pacientes del Hospital de Donostia.

DSC_0081_2DSC_0098_2DSC_0108_2